CON LOS OJOS PUESTOS EN RÍO DE JANEIRO

PINTO-NATACION
“Debemos seguir fogueándonos para lograr las marcas y empezar la preparación pensando en los Juegos de Río”, dijo Andreína Pinto tras ganar su segunda medalla panamericana.

Academia de Natación Parque Central

La natación venezolana se despidió de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 con dos medallas (una de plata y otra de bronce) y con los ojos puestos en los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde las estrellas criollas Andreína Pinto y Albert Subirats esperan cerrar con broche de oro sus respectivas carreras.

La disciplina acuática logró dos marcas olímpicas (Cristian Quintero, 200 libre; y Pinto, 400 libre) y 11 récords nacionales, distribuidos en cuatro relevos, tres femeninos y cuatro masculinos. Pinto fue la única en conquistar preseas, mientras que Quintero y Albert Subirats se quedaron bastante cerca.

“La natación tenía pronosticado más medallas. Creo que es hora de sentarse a reflexionar pensando en mejorar para Río 2016”, dijo.

PINTO: DOS MEDALLAS

Pinto obtuvo el domingo la medalla de bronce en los 800m libre, la segunda del torneo, logrando un tiempo de 8:31.08 en la justa, que fue dominada por la estadounidense Sierra Schmidt (8:27.54) y por la chilena Kristel Kobrich (8:29.79).

Dos días antes había obtenido la medalla de plata para Venezuela en la final de 400 metros estilo libre femenino.

“No me fue como lo esperaba, porque yo venía con otra mentalidad, venía dispuesta a llevarme una medalla de oro y a ser campeona panamericana”, dijo la atleta, que en Guadalajara 2011 obtuvo ocho preseas, un oro incluido.

La sirena, ya clasificada para Río 2016, dijo que está enfocada en su próximo reto, que será el Mundial de Kazan (Rusia), al que viajará la próxima semana.

“Quiero ubicarme entre las mejores ocho del mundo y bajar los tiempos”, destacó. “Necesitamos nadar más a este tipo de nivel para ver cómo van mejorando los otros países y no esperar tanto. Aquí quedamos sorprendidos con el avance que han tenido otros países”, añadió.

SUBIRATS: UN GRAN APRENDIZAJE

Albert Subirats, quien participó en sus terceros Panamericanos, dijo que se fue de la cita regional con las manos vacías pero con “un gran aprendizaje”.

“Mis tres panamericanos han sido distintos todos y de todos he aprendido. Aquí los resultados, en lo personal y en lo colectivo, no fueron los esperados pero lo bueno es que, por lo general, lo que ocurre en los Panamericanos no se refleja en los Juegos Olímpicos”, señaló.

El próximo reto del nadador venezolano será buscar la marca olímpica en la cita rusa en los 100m mariposa, para así iniciar su preparación para los Juegos Olímpicos y cerrar en grande y con broche de oro una larga y fructífera carrera.

“Ahora en Kazar (Rusia) buscaré nadar mucho más rápido, allí me daré cuenta que fue lo que realmente pasó”, enfatizó.

El nadador carabobeño dijo no lamentar su retiro luego de los Juegos de Río de Janeiro y recordó que  “hay muchos nadadores nuevos con experiencia”. “Sería una alegría inmensa que no se acordaran de mi después que me retire, porque eso significa que les ha ido bien”.

Con información de El Universal, Meridiano y Líder.

Anuncios