CESAR CIELO, EL GRAN AUSENTE EN RÍO 2016

gorro
Cielo ha tenido contratiempos en los últimos años. En 2015 dejó el Mundial de Kazán (Rusia) por una lesión.

Pedro Júnior (Blastingnews)

Cuando los principales nadadores de todo el mundo entren al Estadio Acuático Olímpico para las competencias de Río 2016, una gran ausencia será sentida. El mayor talento de la historia de la natación brasileña, Cesar Augusto Cielo Filho, o Cesar Cielo, como se le conoce mundialmente, no logró clasificarse para los Juegos Olímpicos en el Trofeo Maria Lenk, disputado el pasado mes de abril en la capital carioca.

A pesar de que no tendrá la oportunidad de participar en una Olimpíada en su propio país, Cielo tiene su nombre grabado para siempre en la galería de los héroes olímpicos brasileños.

El gran momento del nadador nacido en Santa Bárbara d’Oeste (estado de São Paulo) llegó en las piscinas de Pekín, en los Juegos Olímpicos de 2008. El ascenso de Cesar Cielo había empezado el 13 de agosto, cuando conquistó la medalla de bronce en los 100 metros libre, detrás de Alain Bernard, de Francia e Eamon Sullivan, nadador australiano. Al día siguiente, en la semifinal de los 50 libre, Cielo quebró el récord olímpico, superando la marca establecida en Barcelona dieciséis años antes por el legendario nadador ruso Alexander Popov.

beijing
En los Juegos de Pekín 2008, Cesar Cielo ganó el primer oro olímpico de la natación para su país: los 50 metros libre, su especialidad. También ganó el bronce en los 100 metros libre en esa misma olimpíada y el bronce en los 50 metros libre en la siguiente, Londres 2012.

El nuevo récord olímpico no duraría más que un solo día. En la gran final, disputada el 15 de agosto, Cesar Cielo se sumergió en la piscina de Cubo de Agua para escribir un capítulo histórico del deporte. Con el impresionante tiempo de 21s30, el brasileño batió su propio récord y conquistó la medalla de oro en una prueba emocionante. Brasil conquistaba su décima primera medalla olímpica de natación, la primera de oro. Entre lágrimas, Cesar Cielo, quien empezó a nadar a los 8 años de edad, celebró largamente su gran hazaña.

vista
Pese a no haber clasificado, el nadador paulista podría figurar entre los suplentes de la selección de su país en Río 2016, si la CDBA lo permite.

Cielo participó después en los Juegos Olímpicos 2012, donde volvió a ser uno de los fuertes candidatos al título olímpico en los 50 metros libre, su especialidad. Después de haberse clasificado de primero en las semifinales, el brasileño conquistó otra medalla más. El bronce ganado en Londres ratificó el talento y la importancia de Cesar Cielo en el deporte de Brasil. A los 29 años, el campeón se queda en las gradas para que los representantes de la natación brasileña puedan hacer su juego bonito en Río 2016.

Traducción y edición: Academia de Natación Parque Central.

Ver publicación original en blastingnews.com

Anuncios