VENEZOLANA PINTO QUIERE SUBIR A PODIO DE NATACIÓN EN JJOO

Sabina di Muro (Xinhua)

La nadadora venezolana Andreína Pinto, de 24 años de edad y quien ya ha competido en otros dos Juegos Olímpicos, es un ejemplo de constancia y sentimiento deportivo que demuestra cada vez que se sumerge en una piscina.

andreina_pinto (1)“Los Juegos de Río son los últimos, es mi despedida, serían mis terceros. Creo que después de Río no hay más excusas y creo que no hay otros Juegos Olímpicos en los que yo pueda decir que me va a ir mejor. Lo que dé ahí es lo que Andreína Pinto puede dar”, dijo la nadadora tras enterarse de su clasificación.

En junio de 2015, la deportista se convirtió en la sexta atleta venezolana en conseguir el boleto a la edición 31 de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que se llevarán a cabo del 5 al 21 de agosto próximo.

Pinto finalizó entonces en el quinto sitio en la prueba de 800 metros libres en el Gran Prix de Santa Clara, Estados Unidos, con tiempo de 8 minutos 32 segundos 94 centésimas.

Un mes más tarde, la “sirena” venezolana logró clasificarse también en los 400 metros libres, al detener el reloj en 4 minutos 8 segundos 67 centésimas en su participación en los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá.

La venezolana dice estar satisfecha con sus anteriores Juegos Olímpicos, aunque no oculta que su sueño es subir al podio en su rama de natación

En Río 2016, ese será su reto: “Me siento como nunca antes capaz de conquistar la medalla que he aspirado y por eso no he parado”.

Antes de llegar a la ciudad de Río de Janeiro, la venezolana participará en los Juegos Nacionales de Bahamas, así como en una competencia en Orlando en el estado de Florida en el sureste de Estados Unidos, y en un plan de adaptación en Aruba.

“En este ciclo olímpico he asistido a más mini entrenamientos comparados a los que tuve para Londres, y gracias a esa ayuda que he recibido, es que he podido asistir a todas estas competencias”, dijo la nadadora a la agencia a través de una comunicación por internet.

El total de 18 medallas doradas respaldan el nivel competitivo de Andreína, quien desde que participó en Beijing 2008 dio un aviso claro de su talento.

Entre sus destacadas actuaciones se cuentan las seis medallas de oro logradas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz (México), así como las cinco doradas en los Juegos Sudamericanos de Chile en 2014.

Este año, la “criolla” -como le dicen- conquistó cuatro preseas doradas en el Gran Premio de Florida y una en el Gran Premio de Orlando en Estados Unidos.

Logró además la medalla de oro en la categoría de los 400 metros libres en el 43 Campeonato Sudamericano disputado en Asunción, Paraguay.

“Gracias a sacrificar muchos días es que he tenido el privilegio de representar a Venezuela, conocer muchos países. Entonces le doy gracias a mi mamá, que por haber tenido mano dura conmigo y haberme inculcado la constancia, yo he llegado hasta donde estoy ahora”, dijo Pinto.

Se dijo “contenta y satisfecha por la preparación que he cumplido en el último Grand Prix de Orlando”, donde obtuvo buenos resultados.

“Eso me hace sentir segura, aunque estoy lejos del tiempo que necesito para estar en la final en los Juegos Olímpicos”, expresó la nadadora venezolana.

La “sirena de Maracay” -su ciudad natal situada en el estado Aragua en el centro norte costero-, hizo historia en Londres 2012.

Entonces fue la primera venezolana en conquistar un diploma olímpico, tras ubicarse octava en la final de los 800 metros libres, con tiempo de 8 minutos 26 segundos 43 centésimas.

“Es emocionante clasificar, pero ya lo asumo con más madurez. Cuando fui a Beijing 2008 tenía 16 años y fui sólo a competir en lo que representaba un sueño cumplido. Lo disfrute pero no me lo creía”, comentó.

Posteriormente, “en Londres (2012), viajé con la ilusión de nadar finales y lo logré. Ahora mi anhelo es una medalla y para eso estoy trabajando incansablemente”, señaló.

Andreína Pinto es la mejor nadadora en la historia venezolana y la principal candidata a ser la segunda representante de este deporte que gana una medalla olímpica para Venezuela, después del bronce obtenido por Rafael Vidal en Los Angeles, Estados Unidos, en 1984.

“El obstáculo con el que lucho en cada competencia es a nivel mental, porque me presiono mucho a la hora de competir y eso no me deja avanzar, y es lo que he estado trabajando en las competencias en las que he participado. Debo relajarme más y no presionarme tanto”, reflexionó.

En los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Pinto fue la novena del mundo en competencia de aguas abiertas de 10 kilómetros, mientras que en Londres 2012 culminó octava en los 800 metros libres, con lo que obtuvo diploma olímpico.

Se convirtió entonces en la primera atleta latinoamericana en llegar a la final de la modalidad desde 1968.

La especialista en pruebas de distancia entrena a diario en Gainesville, Florida, donde también se dedica a su proyecto Fashion Pinto, una línea de bisutería, accesorios y ropas que llevan su firma.

Está encargada además de la revista “Pinto”, cuya imagen comparte con su hermana, la ex nadadora Yanel.

Su hermana Yanel relata: “Cuando tenía ocho años, le preguntaba a mi mamá cuando podía dejar de nadar, y ella le respondía que cuando fuera mayor de edad a los 18 años”.

“Andreína suspiraba, pensando en que tenía que nadar 10 años más. Es que no imaginaba lo que sería su vida a través de la natación”, contó Yanel.

Ver publicación original en spanish.xinhuanet.com

Anuncios