ZETAO: ÍDOLO DE CHINA Y UN FENÓMENO DE VELOCIDAD

Academia de Natación Parque Central

Tiene 23 años, es un verdadero fenómeno de la velocidad y un ídolo de las nuevas generaciones en China. Su nombre es Ning Zetao, el primer nadador chino que ha ganado los 100 metros libre en campeonatos mundiales (es el actual campeón de 2015 y plusmarquista mundial, con 47.84, arriba el video de la FINA con la entrevista post competencia) y una fuerte promesa para darle a China el oro olímpico en esa categoría, en la que también es dueño del récord asiático (fue el primer nadador de su continente en bajar de 48 segundos). Hijo de padre y madre militares de la ciudad de Zhengzhou, capital de Henan (centro-norte de China), Zetao fue inscrito en natación a los 8 años “para que perdiera el miedo al agua”. Por sus excepcionales aptitudes, pronto fue llevado a entrenar con el equipo militar provincial, con el que compitió durante años en los torneos asiáticos en la modalidad de estilos. En abril de 2011, Zetao dio positivo por clenbuterol y fue sancionado con suspensión de un año. Había tomado el esteroide por calcificación en su rodilla derecha. A partir de allí se dedicó al crol y mejoró sus tiempos. A su regreso a las piscinas, ganó el Campeonato Nacional de 2013 e implantó un nuevo récord chino en los 100 libre. En 2014, ganó bronce en el Mundial FINA en los 50 metros libre y en los Juegos Asiáticos celebrados en Incheon, Corea del Sur, ganó oro en todas las pruebas en que compitió:  50 y 100 metros libre, relevo 4×100 libre y relevo 4×100 estilos, rompiendo además dos récords continentales y superando a su gran rival en Asia, el japonés Shioura Shinri. En 2015 vino su consagración en Occidente, cuando superó en Kazán al australiano Cameron MvEvoy por 0,11 segundos y al argentino Federico Grabich por 0,28, registrando el mejor tiempo del mundo y llevándose el oro mundial. La participación de Ning Zetao en Río 2016 no estuvo libre de polémica, pues se rumoreaba que no iría debido a sus compromisos publicitarios y comerciales, algo que terminó no siendo un problema para que este joven, también muy popular en las redes sociales (su cuenta en Weibo tiene 2,8 millones de seguidores), garantizara su presencia en la máxima cita deportiva.

Anuncios