LA NATACIÓN OLÍMPICA ES COSA DE NIÑOS

REP1.jpg
Foto: David Davies/PA Wire.

Alex Pussieldi (Best Swimming)

La nadadora más joven que representó a Brasil en unos Juegos Olímpicos fue Talita Rodrigues, integrante del relevo 4×100 libre en los Juegos de 1948, en Londres, con 13 años y 347 días. La hazaña de Talita no fue sólo de la natación, sino de todo el deporte olímpico brasileño desde la primera participación, en 1920.

En la natación olímpica, el más joven competidor de la historia fue Liana Vicens de Puerto Rico, que estuvo en los Juegos de 1968 en Ciudad de México. Con 11 años y 32 días, la joven nadadora participó en tres pruebas individuales y en el relevo 4×100 estilos. Especialista en pecho y combinado, Liana sólo nadó esa Olimpíada y dejó prematuramente el deporte.

Kyoko Iwasaki

Kyoko Iwasaki. Foto: Bob Thomas/Getty Images.

La medalla de oro más joven de la historia fue de la japonesa Kyoko Iwasaki en los Juegos de 1992 en Barcelona. Ella venció la prueba de los 200 metros estilo pecho con 2:26.65, entonces récord olímpico, y apenas seis días después de haber cumplido los 14 años de edad. Iwasaki había conseguido el segundo tiempo en las eliminatorias de la prueba con 2:27.78, y bajó su marca para la final en más de un segundo. Ella nadó además la prueba de los 100 pecho, terminando en la quinta posición. Iwasaki volvió a ser olímpica con 17 años en los Juegos de Atlanta, en 1996, terminando en décimo lugar en la prueba de los 200 pecho y en el puesto 22 en los 100 pecho.

La más joven medallista de la natación olímpica fue la danesa Inge Sorensen, que en los Juegos de 1936, en Berlín, se quedó con la medalla de bronce en los 200 pecho con 3:07.8. En las eliminatorias, Sorensen había nadado mejor, 3:06.0, con entonces 12 años y 24 días de edad. Sorensen falleció en 2011 a los 86 años.

Por la madurez biológica, las mujeres son siempre más jóvenes que los hombres en el deporte. El hombre más joven en los Juegos Olímpicos fue Jorge Lima de Angola, que estuvo en los Juegos de 1980 en Moscú apenas ocho días después de cumplir 13 años de edad. Lima nadó cuatro pruebas en los Juegos, 100 espalda, 100 y 200 libre, y además el relevo 4×100 estilos.

Entre los hombres, el más joven medallista y campeón olímpico fue el japonés Kuzuo Kitamira, ganador de los 1.500 metros libre en los Juegos de 1932, en Los Angeles. Kitamira tenía 14 años y 309 días. El japonés permaneció como el más joven campeón de la natación olímpica por 56 años, hasta que la húngara Krisztina Egerszegi se consagró campeona de los 200 espalda en 1988, en Seúl. Kitamura venció en aquella época los 1.500 libre con 19:12.4 habiendo nadado la prueba tres veces, eliminatoria, semifinal y final, siempre mejorando su marca.

Kitamura falleció en 1996 con 78 años de edad y fue el primer nadador no norteamericano en ser colocado en el International Swimming Hall of Fame en 1965.

Cuando Katie Ledecky ganó la medalla de oro en Londres 2012 tenía 15 años. Foto: Al Bello/Getty Images.

El equipo estadounidense en Río 2016 no tiene ningún nadador o nadadora con menos de 18 años. Eso es un récord que no sucedía desde los Juegos de 1900, cuando EEUU fue representado por Fred Hendschel, de 21 años de edad.

La más joven nadadora del seleccionado norteamericano en Río 2016 es Katie Ledecky, de 19 años, que también fue la más joven del equipo en Londres 2012, entonces con 15 años de edad. La última vez que el equipo norteamericano olímpico tuvo un hombre de menos de 18 años fue Michael Phelps en los Juegos de Sydney en 2000.

El récord del equipo norteamericano con nadadores por debajo de los 18 años de edad fue en los Juegos de 1996, en Atlanta. En esa época, eran cinco nadadoras menores de edad: Brooke Bennett de 16 años, Ashley Whitney de 16 años, Beth Botsford de 15 años, y as dos más jóvenes Amanda Beard y Jilen Siroky de 14 años de edad.

Brasil sin menores en Río

Gabrielle Roncatto entrena en el Centro Paralímpico Brasilero (26-7-2016). Foto: Satiro Sodré/SSPress/CBDA.

Gabrielle Roncatto cumplió 18 años el pasado 19 de julio. La nadadora más joven de la Selección Brasileña se clasificó cuanto tenía 17, pero va a nadar la competencia de relevo 4×200 metros libre ya siendo mayor de edad. Con Brasil vuelve a ocurrir lo que pasó en 2012, en Londres, cuando no tuvo ningún nadador por debajo de los 18 años de edad. La más joven fue Graciele Herrmann, entonces con 20 años.

Como en 2008, en Beijing, Brasil tuvo solamente a Ana Marcela Cunha en aguas abiertas con 16 años, la Selección Brasileña Olímpica no tiene un nadador de piscina en Olimpíadas con menos de 18 desde Joanna Maranhão y su campaña fantástica de Atenas, en 2004. Fue el mejor desempeño olímpico de Joanna, que terminó en quinto lugar en la prueba de los 400 estilos, además de integrar el relevo brasileño 4×200 libre, que quedó de séptimo.

Entre los hombres, Brasil no tiene un nadador con menos de 18 años en el equipo olímpico desde Lucas Salatta, 17 años, en los Juegos de Atenas, en 2004.

Traducción y edición: Academia de Natación Parque Central

Ver publicación original en bestswim.com.br

 

 

Anuncios