CARLOS CLAVERIE, CAMINO A TOKIO 2020

“La ruta olímpica empieza desde ya y espero mejorar todos los tiempos y puestos que he hecho en el pasado”, dijo el nadador nacido en Caracas. (Foto: MPPDeporte)

Vanessa Fereira (Marca Vinotinto)

La madurez se nota en su voz. El quedarse en una semifinal en sus primeros Juegos Olímpicos le hizo crecer y replantearse sus próximos cuatro años. Carlos Claverie quiere estar en una final en Tokio 2020.

“Después de los Juegos Olímpicos he entrenado muy fuerte con objetivos planteados desde aquí hasta Tokio 2020. La ruta olímpica empieza desde ya y espero mejorar todos los tiempos y puestos que he hecho en el pasado; también me gustaría destacar en varias competencias, ser una persona más profesional. Si Albert (Subirats) y Andreína (Pinto) deciden retirarse, que espero que todavía no, es mi turno de liderar a la selección, ser el guía de la generación de relevo”, destacó el nadador a Marca Vinotinto.

En Río 2016, el mirandino se ubicó en el puesto 15 en el 200 pecho y aunque eso era lo que tenía estipulado, el tritón de 20 años asegura no estar del todo satisfecho con el resultado, aunque sí con todo lo aprendido durante su participación en la cita de verano.

“Mis primeros Juegos Olímpicos fueron increíbles. Creo que no hay muchas cosas con las que se pueda comparar en la vida, ya que son únicos y atletas olímpicos no hay muchos. Fue una experiencia buena para mí y para el desarrollo de mi carrera, ya que meterme en esa semifinal me abrió los ojos. Sé que tengo nivel para estar ahí y medirme con el que sea, pero no sólo quiero medirme con el que sea, quiero llegar a ser el mejor y sé que tengo un futuro por delante”.

“Quizás quedé un poco decepcionado por no haber podido entrar a la final de los 200 pecho, pero la semifinal era mi meta. La preparación fue ruda, sobre todo mentalmente. En los Juegos Olímpicos las expectativas son muy altas y el atleta tiende a desesperarse, la mente es muy fuerte y puede jugar malas pasadas”, prosiguió.

En este año tendrá bastante acción, razón por la que participó en diciembre en un campamento en Florida con la Universidad de Louisville. “Tendré un 2017 bastante movido y eso me tiene emocionado, porque participaré en el mundial de piscina larga de Budapest (julio), estarán los NCAA (marzo) y los Juegos Bolivarianos (Santa Marta, noviembre)”.

“El 2016 fue un buen año, no nada más midiendo resultados, sino también con las cosas que aprendí, me abrió los ojos en muchas cosas y creo que lo vivido este año me va a preparar para el futuro. Me fue bastante bien en los NCAA con dos finales A, que en piscina de 25 yardas es bastante bueno para mí, que no es mi fuerte, y espero que en el 2017 me vaya mejor”.

Edición: Academia de Natación Parque Central.

Ver publicación original en marcavinotinto.com

Anuncios