PROLONGA LA DURACIÓN DE TU TRAJE DE BAÑO

El cloro puede ser un gran enemigo de tu traje de baño, pues afecta la licra. Aprende cómo cuidarlo y prolongar su vida útil al máximo. (Foto: Cortesía)

Arena

Si vas a comprar un traje de baño de calidad para entrenar, naturalmente esperas que te dure más que un artículo barato comprado en una tienda de playa. Pero no des por sentado que todos los bañadores “serios” son iguales. Igual que existen diferentes estilos de trajes de baño para tipos diferentes de cuerpos y de estilos de natación, también hay diferentes tejidos apropiados para diferentes patrones de uso.

La vida útil de un bañador depende de tres factores principales: frecuencia de uso, la concentración de cloro del agua de la piscina y su cuidado y mantenimiento.

FRECUENCIA DE USO

Obviamente, cuanto más utilices una pieza de ropa, antes se desgastará, además a los trajes de baño se añade el reto de sumergirse en cloro, lo que puede destruir ciertas fibras, más notablemente y como ejemplo, el elastano (también conocido como “spandex” o licra,  “lycra” en inglés).

Por esta razón, los nadadores que entrenan más de tres veces por semana o incluso a diario deberían elegir trajes de baño con Max Life, un tejido innovador de polyester realizado con un 54% de dicho material y un 46% de polyester PBT (Polibutilenotereftalato). Max Life es muy popular entre los nadadores de alto rendimiento porque es extremadamente resistente al cloro (no contiene elastano), y además es resistente a la abrasión y al deterioro. Al mismo tiempo, un bañador Max Life se ajusta notablemente y se moldea al cuerpo, proporcionando una gran libertad de movimiento.

Aquellos que nadan varias veces por semana, pueden optar por un bañador fabricado con Waterfeel X-Life, un tejido que proporciona una sensibilidad de vanguardia en el agua gracias a su suavidad y alta elasticidad. Waterfeel X-Life está elaborado con 78% de nylon y 22% de elastano. El elastano utilizado por Arena es de calidad extremadamente alta, y Waterfeel X-Life es 10 veces más resistente a la degradación por el cloro que los tejidos estándar de la misma composición.

CLORO EN LA PISCINA

El cloro es uno de los productos químicos más utilizados para matar las bacterias y microorganismos en el agua de las piscinas. Todo el mundo desea nadar en agua limpia, pero el cloro (o más exactamente el ion hipoclorito, una de las sustancias formadas cuando el cloro se disuelve en el agua) también tiene el desafortunado efecto de desgastar los tejidos.

La cantidad de cloro depende de lo mucho que se utilice la piscina. Una piscina con mucho tráfico necesitará mayores niveles de cloro para contrarrestar los microorganismos introducidos por la gran cantidad de nadadores. Otros numerosos factores, incluyendo la temperatura del agua, los rayos solares, el tamaño de la piscina y el nivel de pH del agua afectan también a los niveles de cloro que se necesitan para mantener el agua higiénica y libre de patógenos. A menos que tengas tu propia piscina, probablemente no podrán controlar el nivel de concentración del cloro en el agua.

CUIDADO Y MANTENIMIENTO

Un cuidado y mantenimiento adecuado puede suponer la prolongación de la vida de tu traje de baño:

  • Tan pronto como salgas de la piscina, aclara el bañador con agua dulce. No dejes éste húmedo en una bolsa u otro recipiente durante mucho tiempo o envuelto en una toalla, y no expongas la bolsa que contiene el bañador a la luz solar directa.
  • Cuando llegues a casa, lava enseguida el bañador, siguiendo las instrucciones de la etiqueta del producto.  Si deseas que el bañador te proporcione el mayor rendimiento posible durante un largo periodo de tiempo, asegúrate de lavarlo a mano con un detergente para prendas delicadas y secarlo al aire lejos de fuentes de calor. No lo laves en seco, o con lejía, no lo metas en secadoras ni tampoco lo planches.
  • Los tejidos de alta tecnología requieren una atención especial, ya que su mejora en el rendimiento, comodidad y durabilidad merecen la pena el esfuerzo extra.

Extracto del texto original publicado por Arena Water Instinct.

Edición: Academia de Natación Parque Central.