ENTÉRATE POR QUÉ LA NATACIÓN SERÁ DIFERENTE EN TOKIO 2020

En la próxima Olimpíada habrá tres nuevas pruebas de natación, entre ellas la de 1.500 metros estilo libre femeninos, la mayor fortaleza de la súper nadadora estadounidense Katie Ledecky. (Foto: Cortesía)

Academia de Natación Parque Central

La natación sufrió un cambio formidable el pasado 9 de junio, cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que en los Juegos de Tokio 2020 habrá tres competencias más que las 32 que hubo en Río 2016, lo que elevará a 35 el total de pruebas de natación olímpicas, mientras que disminuirá el número total de nadadores en disputa.

El presidente de la FINA, Julio Maglione, calificó el aumento del número de competencias como una “recompensa” por la gran audiencia de la natación olímpica. (Foto: Jorge Andreu/BCN2013.com)

El primer nuevo evento es la competencia femenina de 1.500 metros libre, reclamada desde hacía tiempo por las fondistas, incluida la hoy número uno del mundo en la categoría, la estadounidense Katie Ledecky, ganadora de la medalla de oro en el Mundial de Kazán 2015, donde marcó dos récords internacionales en esa distancia, el último de 15:25.48.

Las atletas mujeres reclamaban que podían competir en los 1.500 metros libre en los mundiales de piscina larga, pero no podían obtener la certificación olímpica en la categoría, que sí estaba disponible para los varones (en Río 2016 la ganó el italiano Gregorio Paltrinieri con 14:34.57).

(Fuente: Best Swimming)

También se agregaron al programa olímpico la prueba masculina de 800 metros libre y el relevo 4×100 combinado mixto.

Según indicó el COI en un comunicado, los cambios son “un paso importante para lograr el equilibrio de género del 50 por ciento en los Juegos Olímpicos de los atletas y eventos, como se indica claramente en la Agenda Olímpica de 2020”.

Los cambios en natación forman parte de una reestruccturación general de los JJOO, anunciada en 2016, que incluyó la adición de cinco nuevos deportes olímpicos (surf, béisbol/sóftbol, escalada, kárate y patineta).

Esta reestructuración produjo un aumento de 15 eventos en el programa olímpico y la más alta representación de atletas mujeres de la historia. Además, el número total de eventos mixtos se elevará a 18 en Tokio 2020, desde los 9 de Río 2016, explica el COI.

MÁS MEDALLAS PARA LOS ACUÁTICOS

(Fuente: Best Swimming)

Ahora los acuáticos contarán con el mayor número de eventos entre todos los deportes olímpicos: 49, uno más que el atletismo (35 natación, 2 nado sincronizado, 2 polo acuático, 8 saltos ornamentales y 2 aguas abiertas).

Los deportes acuáticos también serán los únicos que tendrán más competencias femeninas que masculinas (23 para los hombres y 25 para las mujeres).

El presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA), Julio Maglione, atribuyó el aumento del número de competencias a la gran audiencia obtenida por los deportes acuáticos en los pasados Juegos Olímpicos.

(Fuente: Best Swimming)

“Gracias al increíble atractivo de nuestras competencias, demostrado por los televidentes (en Río 2016), el COI nos ha recompensado con más eventos en el programa”, dijo, según nota de prensa.

Las nuevas modificaciones suman también dos equipos femeninos a la participación del polo acuático, pero le restan 18 atletas.

22 NADADORES MENOS

Las modificaciones anunciadas también significan una reducción de 285 atletas del total de 11.182 registrado en los Juegos de Río de Janeiro, indica el comunicado del COI.

La natación perdió 22 cupos. En Río 2016, se ofrecieron 900 cupos para nadadores, 450 para cada sexo. En Tokio 2020 serán 439 para cada sexo, lo que suma un total de 878 cupos.

Fuentes consultadas: olympic.org, fina.org y Best Swimming.

Anuncios