TEO CAPRILES, UN VENEZOLANO EXCEPCIONAL

En la década de 1930, Teo Capriles fue miembro fundador de la Federación Venezolana de Ciclismo y de la Federación Venezolana de Natación, iniciativas que permitirían al país prepararse y participar en los principales campeonatos internacionales y en los Juegos Olímpicos. (Foto: Archivo familiar)

Miguel Azpúrua

Hoy nos referiremos al gran atleta caraqueño Teodoro “Teo” Capriles, un precursor en varias disciplinas, tanto deportivas como plásticas y musicales.

Capriles nació en la capital, en la parroquia La Pastora, entre las esquinas de Amadores y Guanábano, el 22 de junio de 1907. Mientras estudiaba en la escuelita de la parroquia se dedicó a la práctica del atletismo, pero una severa y temprana lesión lo sacó de las pistas; es cuando se entrega con pasión al ciclismo, ingresando al club “Centro Ciclista Excursionista de Caracas”, allí se encontraban Santos Rausseo, Carlos de La Madriz, Justino Pelayo, Gastón Sange y Antonio Boglio, entre otros; participando en la competencia “Vuelta al lago de Valencia”, allí fue donde comenzó Capriles a destacarse.

Teo Capriles, caraqueño nacido en La Pastora, fue el primer venezolano en ganar 5 medallas de oro consecutivas, hazaña que realizó en los Juegos Bolivarianos de Bogotá, en 1938. (Foto: Archivo familiar)

Su entrenamiento consistía en pedalear los sábados hasta Valencia y la vuelta al día siguiente. Su primer triunfo fue ganando una prueba efectuada entre la Calle Real de Sabana Grande y La Florida, en 1934; sus ambiciones eran ilimitadas: gana la “Vuelta al lago de Valencia” en 1935 y cree que está listo para probar suerte en circuitos internacionales.

Se traslada a Berlín en 1936, sede de los Juegos Olímpicos, pero no se le permite participar, ya que Venezuela no tenía ni organización ni representación oficial, no obstante aprovechó su viaje al viejo continente para adquirir novedosas experiencias; de regreso se propuso fundar la Federación Venezolana de Ciclismo con Franklin White, Simón B. Rodríguez (Míster Fly), Justino Pelayo, Juan Rivas y César Pino.

Participa en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Panamá en 1938; obtiene la presea dorada en la prueba de 100 kilómetros y es integrante de la cuarteta venezolana triunfadora, integrada conjuntamente con Jesús Delgado, Julio Heredia y Francisco Curtois. No contento con eso, se hace presente en Bogotá en los Juegos Bolivarianos de ese año 1938, donde ganó las 4 medallas de oro en las competencias de “Kilómetro contrarreloj”, “Scratch” de 1.000 metros, “Persecución individual en 4.000 metros, los 100 kilómetros de ruta o fondo, y luego la “Persecución por equipos” con sus compañeros Carlos de La Madriz, Pedro Aladé y Pedro González, conquistando su 5a. medalla áurea.

3
En una época en la que el deporte de Venezuela aún no tenía representación olímpica, Teo es pionero en su intento de llevar al país al máximo escenario deportivo. (Foto: Archivo familiar)

El orgulloso jefe de la delegación criolla, Jaime Bustamante, reconoció su calidad y expresó: -“Capriles es el mejor ciclista de América, eso ha quedado más que demostrado”. Venezuela va con Capriles al frente al Suramericano de Ciclismo en 1941, celebrado en Uruguay, conquistando el tercer lugar en la prueba general, tomando parte con él los ciclistas Pedro Aladé, Luis Rodríguez, Héctor Alvarado y Jesús Delgado; no obstante, obtienen el subcampeonato en “Persecución por equipos”, derrotando al anfitrión Uruguay. Fue la primera vez que compitieron en un velódromo pedalistas criollos.

En su última competencia ciclística, Capriles ganó la medalla de oro en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que se escenificaron en Barranquilla, Colombia, en 1946. Pedaleó sin cesar hasta la edad de 40 años.

Entre ese periplo fue escogido por el maestro Vicente Emilio Sojo como tenor solista del recién fundado “Orfeón Lamas”, debido a su timbre y gran calidad vocal, desde 1930 hasta 1954. Ese mismo año Capriles participa como “Florentino” en la “Cantata Criolla, Florentino el que cantó con el Diablo”, del gran maestro Antonio Estévez sobre la letra de Alberto Arvelo Torrealba; Antonio Lauro fue su contraparte, haciendo el papel del Diablo, haciendo la voz de bajo.

El “Viejo Teo” también tenía una destacada trayectoria como músico y pintor y era respetado por personalidades del arte y la cultura de su época. (Foto: Archivo familiar)

En 1958 realiza una grabación de antología, acompañado al piano por el maestro Evencio Castellanos, en un álbum titulado “Teo le canta a Caracas”; así mismo, en 1979 presenta un espectacular trabajo con Carmen Liendo, “Madrigales”, con arreglos corales de Vicente Emilio Sojo; y con Diana Franklin Capriles produce su disco “Teo le canta a Venezuela”.

Decisivo impulso a la natación

Teo fue nadador y clavadista, disciplinas que abandonó para dedicarse enteramente al ciclismo. (Foto: Archivo familiar)

Teodoro Capriles fue el fundador de la Federación Venezolana de Natación, en esa disciplina practicó en varias distancias y también ejecutó saltos desde las tarimas de 3 y 10 metros.

Sus hijos fueron excelentes nadadores de categoría olímpica, especialmente Teodoro hijo, quien nos representó en los Juegos de Tokio, en 1964, al lado de la magnífica tritona Anneliesse Rockembach.

Teo (der.) y el trampolinista criollo Leopoldo Terrero (izq.). (Foto: Archivo familiar)

Muchas experiencias y buenos ejemplos nos dejó el “Viejo Teo”, como también era conocido, buen padre y buen ciudadano.

En otro orden de ideas, Teodoro Capriles era un gran cultivador de las artes plásticas, especialmente de la pintura artística. Fue alumno del profesor Antonio Edmundo Monsanto; pintó unas 300 obras, destacando especialmente dentro del paisajismo, y su pintura más reconocida es “Casas, casitas e iglesias coloniales”.

Teo retrató en sus más de 300 cuadros al óleo las imágenes que recogió en sus viajes por Venezuela. (Foto: Archivo familiar)

El 27 de enero de 1982, de y en su ciudad natal, se fue físicamente el esforzado deportista pionero del ciclismo y la natación don Teo Capriles; el primer velódromo construido en Caracas ostenta su nombre con mucho orgullo.

Fotos, edición y leyendas: Academia de Natación Parque Central.

Ver publicación original en eluniversal.com

Anuncios